Comunidad latina fue la mas afectada en el ataque terrorista de Orlando, la mayoría de las víctimas eran hispanos

En el club nocturno Pulse, ubicado en Orlando Florida la noche latina. Y a medida que se iban saliendo a la luz las noticias del peor ataque terrorista después del 11 de septiembre del 2001, muy pronto se hizo evidente que la mayoría de las víctimas eran latinos.

Carlos Guillermo Smith, quien es candidato a la Legislatura del estado de Florida y es el director de asuntos gubernamentales para la Igualdad de la Florida, dijo que tan pronto como se enteró del ataque el domingo en la mañana, llamo a sus amigos para asegurarse de que estaban a salvo porque sabía que muchas personas que conoce estarían allí. Smith, si es elegido seria el primer latino abiertamente gay en la legislatura de la Florida y es de ascendencia peruana. El contó que estaba recibiendo muchísimas llamadas de amigos y familiares que querían verificar que el estaba bien.

La Cámara de Comercio Hispana de Metro Orlando llevó a cabo una reunión el lunes en la mañana con líderes de la comunidad de Central Florida y discutieron acerca de las mejores formas de ayudar a los amigos y familiares de las víctimas del ataque terrorista.

Diana Bolívar, el presidente de HCCMO, se reunió con los líderes de la LGBT Cámara de Comercio, la Metropolitan Business Association, el Hope and Health Center, admeas los dos líderes latinos e hispanos para planificar formas de ayudar a la Ciudad de Orlando a encontrar voluntarios.

Bolivar dijo que una de las necesidades para ellos era ayudar y cumplir con proveer traductores que hablan Inglés y Español, y que al mismo tiempo estas personas puedan ayudar a los familiares en estos momentos de crisis. Bolívar dijo que los profesionales no sólo ayudarán a las familias directamente afectadas por el ataque terrorista, sino que también para las personas que buscan tener una conversación con sus hijos acerca de la violencia terrorista. También la señora Bolivar dijo “Tengo los miembros del personal que han perdido amigos cercanos, y por desgracia muchos de los nombres que se anunciaron en los medios de comunicación son nombres que reconocemos, de personas que conocemos. “Ha sido muy trágico de escuchar, y muy aleccionador saber, que habíamos intercambiado palabras con estas personas hace poco.”

Natascha Otero, un profesional de relaciones públicas en Orlando, dijo que uno de los aspectos más trágicos del ataque terrorista fue la juventud de las víctimas.

Orlando es el hogar de una de las comunidades latinas más grandes, crecientes en la nación. Otero dijo que más de 20 organizaciones latinas se reunirán en Orlando el lunes por la tarde en frente de la Federación Hispana, bajo el nombre genérico de #SomosOrlando.

Poco a poco se empezaron a dar los nombres de las victimas.

Jimmy De Jesús, descrito como un hermano que te quiere por su hermana Shiela. Ella dijo que el fue un luchador y llego a USA Hace más de 8 años. El estudio contabilidad y encontró trabajo como empleado de un hotel al llegar a Orlando. Shiela alabó la ética de trabajo de su hermano y dijo que su decisión de mudarse a los Estados Unidos fue motivada por la búsqueda del sueño americano.

“Hemos recibido tantos gestos de bondad”, dijo De Jesús. “Estamos haciendo todo lo posible para llevar a Jimmy a casa. Yo sé que muchos quieren darle ese adiós”, dijo.

Luis Vielma, de 22 años, que trabajaba en The Wizarding World of Harry Potter theme park. “Usted fue un gran ser humano y no se merecía irse de este mundo tan rápido envio un tweet un amigo.

Jonathan Camuy, 25, un miembro de la National Association of Hispanic Journalists, había trabajado en el show “La Voz Kids” que se transmite en la cadena Telemundo.

“Fue un gran ayudante de producción, Jonathan será profundamente extrañado,” dijo el presidente de Telemundo, César Conde en un comunicado. “Por favor, únanse a mí en el recuerdo de Jonathan y las otras víctimas cuyas vidas fueron terminadas tan temprano en un horrible acto”.

Para muchos de los latinos de la zona, la mejor cosa que hacer era tratar de ayudar.Franco Camborda, estudiante de 19 años de edad, en la Universidad del Sur de la Florida, dijo que la gente estaba esperando en las líneas de donación de sangre hasta ocho horas. Debido a que los centros de donación de sangre estaban tan ocupados, Camborda dijo que él y sus amigos dejaron sus números de teléfono y estarán listos para donar tan pronto como reciban una llamada.

1 2 3 4